imagen del contenido: V TROFEO CONOCE REQUENA JORNADA 34. LA CRÓNICA POR PEDRO ALFONSO GÓMEZ (0-1)

V TROFEO CONOCE REQUENA JORNADA 34. LA CRÓNICA POR PEDRO ALFONSO GÓMEZ (0-1)

EL S. C. REQUENA HACE LOS DEBERES Y SE QUEDA EN PREFERENTE

El Sporting finalmente seguirá en la que debe ser por obligación su categoría. Ha ganado el partido más importante de los últimos años, porque si importante es subir a Tercera más importante es no perder la categoría. Una diana de More en las postrimerías del primer tiempo le ha servido finalmente para hacerse con tres puntos importantísimos, ya que finalmente los resultados de terceros implicados les han terminado sonriendo. La culminación de la temporada, con una victoria que vale su peso en oro, a una tarde de transistores ha dejado finalmente la salvación del equipo requenense que lo ha tenido que pelear hasta el final, pues ha adolecido como en todo el curso de falta de puntería, aunque ocasiones para sentenciar el partido no le han faltado.

Era el partido y el Sporting se ha dejado la piel. Qué sufrimiento!!!. Como no podía ser de otra manera, el conjunto requenense ha seguido la misma tónica de toda la temporada. Una victoria agónica para certificar la salvación.

La tensión se palpaba ya en la grada antes de comenzar el encuentro, imagínense cuando el colegiado activó su silbato en el inicio de partido. El Juventud Bº del Cristo no se jugaba nada pero ha hecho sufrir a nuestro Sporting hasta el final. Aunque creo, esto es una reflexión personal de quién escribe, que hemos sido nosotros mismos los que nos hemos hecho sufrir. El partido aún así ha sido vistoso en cuanto a ocasiones y emoción se refiere. Un tranquilo conjunto local no ha querido poner las cosas fáciles al equipo albinegro, no tenía por qué. El que se la jugaba era el S. C. Requena, pero en los primeros compases ha dado impresión de tranquilidad, sin querer ponerse más nervioso de lo necesario. La U. D. Juventud Bº del Cristo sabía que si pasaban los minutos y su rival no conseguía marcarle empezaría a ponerse nervioso y eso podría jugar a su favor para poder hincarle el diente al Sporting. El planteamiento por parte albinegra ha sido valiente, ha querido el balón aunque ha insistido desde un primer momento en volcar sus jugadas de ataque por la banda de su jugador más incisivo y a la vez más vigilado, Nico Reyes. Poco a poco el Sporting ha empezado a tener presencia en área contraria a la vez que guardaba la suya con mucho recelo y sin querer complicarse más de lo necesario. Las ocasiones llegaban casi con cuentagotas. More peleaba arriba junto a Jorge como unos jabatos, pero la tensión y la importancia del envite se dejaba entrever en cada jugada. El delantero utielano era el primero en probar suerte frente a la meta contraria. Expeditivos y concentrados atrás los requenenses no concedían ni una sola ocasión a los delanteros juventinos. Por ahí se empezaba a cimentar muchas de las “ chances “ sportinguistas, obligados a ganar pues a los pocos minutos les llegaban las noticias de Massanassa, otro de los implicados, de que el equipo local se adelantaba al Torrent C. F. . Ello obligaba al Sporting a ganar si no quería descender. Las precauciones parecían pocas pero si quería salvarse tenía la obligación de ganar y nadie le iba a regalar nada. Lionel, la perla negra de Costa de Marfil fichada para este fin de temporada, lo volvía a intentar por parte sportinguista con un disparo desde la frontal del área que se marchaba cerca de la cruceta por centímetros. Los dardos lanzados por parte de los pupilos de Javi Bera no encontraban su objetivo, pero el equipo daba impresión de entereza aunque la procesión fuese por dentro. Pasada la media hora era Pozuelo, muy activo durante todo el desarrollo del encuentro, el que no definía ante el meta local tras una combinación de todo su equipo que lo dejaba en un mano a mano ante Jorge, el mejor de su equipo, que acertadamente desviaba a corner. Era el preludio de lo que tenía que llegar. Y como el único equipo que lo estaba buscando era el requenense parecía cuestión de tiempo que llegase y así ha sido. Cuando el conjunto requenense se ha dado cuenta de la vigilancia a la que Nico estaba siendo sometido ha cambiado de banda y ha buscado la profundidad de Lionel por banda izquierda que ha conseguido llegar hasta línea de fondo y poner una asistencia de libro en la testa de More que esta vez no perdonaba y alojaba su cabezazo al lado de la cepa del poste local para adelantar a los suyos. Corría el 39’ de partido y el Sporting ponía la cimentación de su objetivo y a la vez se quitaba un gran peso de encima. Era la mejor noticia antes del obligado paso por vestuarios.

Ahora “ solo “ quedaba sentenciar y esperar resultados. Los resultados esperados se estaban dando. El S. Antonio de Benagéber perdía 3 – 0 y el Massanassa empataba, el conjunto requenense estaba salvado pero quedaban todas las segundas partes de los encuentros, había que tener paciencia. El Sporting ha buscado el segundo que le diese tranquilidad desde el comienzo de este segundo acto. Nico Reyes recibía dentro del área juventina y ante el acoso de su defensa lanzaba, pero se encontraba con la figura de Jorge, el meta del Juventud volvía a erigirse en el salvador de su equipo para desgracia requenense. Los jugadores sportinguistas seguían tensionados por lo corto del resultado y no querían verse sorprendidos por una aislada jugada que les obligase a empezar de nuevo, ya que el reloj no se iba a detener. Madrid en una de sus asiduas internadas servía al segundo palo donde More, con todo el tiempo del mundo, la bajaba con el pecho y se acomodaba el cuero para fusilar la meta “ rojiazul “ pero con el meta batido el defensa Segundo la sacaba cuando ya se cantaba el gol. La mala definición albinegra volvía a condenarles a sufrir, aunque la momentánea victoria seguía siendo sportinguista y la iba a defender con uñas y dientes si era necesario. El reloj corría y el gol de la tranquilidad no llegaba aunque no se cejaba en el empeño. Lionel volvía a probar desde lejos sin fortuna. El Juventud variaba su sistema y empezaba a querer estirarse, el Sporting no concedía ni una y trataba de parar los intentos locales por todos los medios. Se estaba viendo a un conjunto requenense que no se había visto el resto de la temporada en cuanto a concesiones se refiere y era de agradecer. Defensa  a ultranza del resultado siendo expeditivos y con concentración absoluta. Hay que decir que hoy el equipo requenense ha sido un equipo con un mismo objetivo. Los minutos iban pasando y los resultados mejoraban pues el Massanassa recibía el segundo y esto le allanaba el camino al Sporting, que incluso con el empate, de haberlo recibido, estaba salvado. La no concesión de combinaciones a los locales estaba siendo clave y el conjunto de Javi Bera lo estaba acariciando con la punta de los dedos. Faltaba agarrarlo. El partido llegaba a los últimos instantes y se aferraban a ese solitario tanto de More para salvarse. Finalmente y debido a la concentración, no exenta de nervios y tensión, el Sporting lo ha conseguido. Una vez decretado el final del encuentro solamente faltaba el final de Massanassa para explotar de júbilo y certificar la salvación a una aciaga temporada. Los resultados sonreían y al haber hecho los deberes el S. C. Requena se salvaba. Gran victoria que bien podría haber sido más holgada, pero nadie dijo que sería fácil y de hecho no lo ha sido. EL SPORTING SIGUE SIENDO EQUIPO DE PREFERENTE con mayúsculas. La suerte había sonreído cuando más la había necesitado.

FICHA TÉCNICA

U.D. JUVENTUD Bº DEL CRISTO: Jorge, Segundo (Marc,70'), Castillo, José Martínez, Erik (Sergio, 63'), Llácer (Borrás, 66'), Josevi, Chus, Chino (Aless, 46'), Nemesio, Sierra.

S.C. REQUENA: Ion, Madrid, Toni Hernández, Checa, Pablo De Mingo, Pozuelo, Mario Cubells (Alex, 93'), Nico Reyes (Marcos, 90'), Lionel (Anthony, 78'), More, Jorge (David, 67').

GOLES: 0-1. More (39').

ÁRBITRO: Cristian Sales Alarcón. Estuvo ayudado en las bandas por los asistentes, Adrián Dolz Martínez e Iván Trenco Bellés. Sacó la cartulina amarilla a los locales, Castillo (40'), Llácer (57') y a los visitantes, Mario Cubells (52'), Pozuelo (56'), David (79').