imagen del contenido: V TROFEO CONOCE REQUENA JORNADA 21. LA CRÓNICA POR PEDRO ALFONSO GÓMEZ

V TROFEO CONOCE REQUENA JORNADA 21. LA CRÓNICA POR PEDRO ALFONSO GÓMEZ

EL S. C. REQUENA SE QUITA EL OXIGENO PARA DARSELO AL LLIRIA C. F (2-1)

Inesperada derrota del Sporting en " El Canó " de Lliria tras completar casi setenta minutos en los que no ha dejado al colista casi respirar. Las numerosas ocasiones dilapidadas durante todo ese tiempo han terminado por hacer del tópico una realidad, el que perdona lo acaba pagando, propiciando la primera victoria del último clasificado en su feudo de todo el curso. Los goles para los locales fueron de Ibai, en un gran lanzamiento de falta por encima de la barrera, y Oscar. Nico Reyes recortaría distancias para los sportinguistas a cuatro para el final, lo que no evitaría la debacle de su equipo.

Nada hacía pensar ni al más optimista de todo el conglomerado del Lliria C. F., público incluido, que hoy saldría victorioso ante el conjunto requenense y más tras el comienzo fulgurante de los albinegros. Ya en el primer minuto, Nico Reyes chutaba dentro del área edetana para obligar al meta local a despejar de puños con algún apuro. Era el preludio de lo que estaba por llegar. El Sporting con una presión efectiva impedía la salida del cuero " rojillo " desde su defensa y lo recuperaba con bastante asiduidad, ello propiciaba las ocasiones de gol que casi se sucedían una tras otra. Nico Reyes se erigía en estilete ofensivo y volvía a recuperar en zona de ataque para llevar el peligro de nuevo, tras ésta no se rendiría y seguiría intentándolo con otro chut peligroso que Juan, meta local, blocaba. Pozuelo con un testarazo que se iba lamiendo el palo sumaba otra ocasión más para su equipo. Parecía de locos que el conjunto de Sancho no hubiese inaugurado el marcador. El Lliria estaba anulado por completo, desbordado en todas sus líneas por el trabajo a destajo al que el Sporting le había abocado con su incesante presión. El balón, el juego, las ocasiones, todo era albinegro. El monólogo requenense dejaba ver que tarde o temprano llegaría el acierto. More, que reaparecía tras largo tiempo inactivo por lesión, se equivocaba en el área pequeña al ceder en vez de tirar y pecar de generosidad, Sergio recuperaba acto seguido en zona de ataque y al rematar, el meta local se le anticipaba echándose encima para tapar su chut. Parecía mentira pero el primer acto terminaba con el empate inicial.

La segunda parte ha seguido la misma tónica, una aplastante superioridad sportinguista que mostraba con sólo dos minutos transcurridos Nico Reyes, su disparo se marchaba lamiendo el palo. Estaba siendo un calco de lo vivido hasta el momento, Nico se internaba de nuevo por la izquierda del ataque para ceder a More, el centro de éste lo recogía Pozuelo en segundo palo, su disparo golpeaba el palo y travesaño e incomprensiblemente salía despedido en la enésima del Sporting. Increíble. Los mismos protagonistas para la siguiente, More y Reyes armaban la contra, éste último cedía a Pozuelo para dejarlo solo ante Juan, su chut esta vez encontraba la mano salvadora del meta local. La siguiente jugada a todas estas ocasiones, dos minutos después y a dos del setenta de partido, iba a ser la tumba sportinguista. El gol edetano, de bella factura, lo marcaría Ibai en un muy buen lanzamiento de falta al borde del área, salvando la barrera y cayendo la pelota al llegar a portería, imparable para Ion. Tras el gol hemos visto a un desdibujado Sporting, incapaz de seguir como antes de recibirlo. De un plumazo se han cambiado los papeles y el colista parecía el conjunto requenense. El tanto ha pesado como una losa imposible de levantar en el ánimo de los chicos de Vicente Sancho. No conseguían hilvanar siquiera una jugada que fuera más allá de los tres pases seguidos, y como no hay dos sin tres y ante la pasividad defensiva requenense, el Sporting ha acusado en demasía la lesión de Borja, Oscar, mediocampista del Lliria C. F., remachaba a gol tras parar Ion el primer intento. Era el segundo a cinco para el final y el que certificaba la caída al abismo de un inoperante y sin capacidad de reacción equipo albinegro. Un minuto después Nico Reyes conseguía acortar distancias para la esperanza en una buena combinación al recibir el pase desde línea de fondo y acertar ésta vez sí a batir la meta edetana. No ha servido de mucho, los minutos restantes no han dado más de sí, los requenenses con más corazón que cabeza se han visto impotentes para intentar el empate a la desesperada. Derrota inmerecida y a su vez dolorosa, muy dolorosa, tras ser infinitamente superior tres cuartas partes del encuentro y no materializar ninguna de las ocasiones disfrutadas ha visto como el Lliria llegaba dos veces y les hacía dos goles. Se ha quitado la máscara de oxígeno el Sporting para cedérsela gentilmente al colista.

FICHA TÉCNICA

LLÍRIA C.F.: Juan, Corell (Boris, 57'), Miguel Ángel, Veses, Sergio, Oscar, Noel (Raúl, 88'), Jona, Britto, Migue (Dani, 52'), Ibai.

S.C. REQUENA: Ion, Cristian Tamarit, Borja (Pilo, 54'), Lara, Pablo De Mingo, Sergio, Mario Cubells, Marcos (Adrián, 46'), Nico Reyes, Pozuelo (Kevin, 74'), More.

GOLES: 1-0, Ibai (68'). 2-0, Oscar (85'). 2-1, Nico Reyes (86').

ÁRBITRO: Juan Miguel Tébar Hernández. Estuvo ayudado en las bandas por los asistentes, Jorge Belda Blasco y Eric Tomás Vizcaíno. Tarjetas amarillas para los locales, Miguel Ángel (56'), Oscar (63') y por parte visitante, Sergio (24'), Lara (31'), Pilo (67'), Nico Reyes (72'), More (75').